Luz Solar

Rayos UV

El sol, las lámparas solares y las camas o cámaras de bronceado emiten radiación ultravioleta (UV).  Lo cual es conocido que ocasiona daño a la piel poco a poco.

La exposición a la radiación UV causa el envejecimiento prematuro de la piel y daños que pueden resultar en cáncer de piel. Ya que las células de la piel se ven afectadas y sufren alteraciones en su reparación con el aumento de la exposición.

Toda persona que este en contacto con la luz solar con mayor frecuencia , ya que a más tiempo de  exposición, mayor riesgo.

Al igual, las personas de piel clara tienen mayor riesgo.

Siguiendo estas sencillas indicaciones se puede disminuir de forma importante la exposición a la luz solar y por lo tanto el riesgo de padecer un cáncer de piel:

  • Usar  un sombrero que le dé sombra alrededor de toda la cara incluyendo el cuello y las orejas. 
  • Usar gafas que filtren los rayos UV para proteger los ojos y la piel que los rodea.
  • Use mangas larga y pantalones largos. Y en general la ropa que proteja del contacto directo a la luz solar. Algunas telas contienen factor de protección ultravioleta (UPF). Mientras más alto el número, mayor es el factor de protección solar.
  • Use productos con un factor de protección solar (SPF) mínimo de 30.  Aplique la cantidad indicada de protector a la piel expuesta.

Conoce sobre otros fáctores de riesgo: